Palabras de Bruce Mac Master en el lanzamiento del libro ‘Historia del Consejo Gremial’

Columnas

Palabras de Bruce Mac Master en el lanzamiento del libro ‘Historia del Consejo Gremial’

 

A continuación encontrará el discurso pronunciado por el Presidente del Consejo Gremial Nacional y de la ANDI, durante la presentación del texto el lunes 23 de noviembre en Bogotá.

 

 

Para mí es un gran honor dirigirme a ustedes esta noche en representación del Consejo Gremial Nacional con motivo del lanzamiento de este libro ‘Historia del Consejo Gremial’ de Roberto Junguito Bonnet.

 

Hace un año y medio, los presidentes de los gremios miembros del Consejo Gremial Nacional adelantamos un importante esfuerzo por fortalecer una estructura interna para que adaptara la organización a la cambiante Colombia del siglo XXI.

 

Por esto, entre otras tareas, nos embarcamos en la reforma de sus reglas de funcionamiento y en la actualización de sus principios orientadores. En la medida en que avanzamos en esta labor y reflexionamos sobre la importancia del Consejo en la institucionalidad colombiana, nos dimos cuenta de que era necesario documentar la historia de la organización gremial cúpula colombiana y compartir con el público el rol que ha cumplido esta organización en los acontecimientos más importantes del país durante los últimos 20 años.

 

Por esto quisimos documentar su historia. ¿Por qué documentarla entonces con un libro? Por muchas razones, como dijo el señor Presidente de la República. Porque dado el carácter del Consejo Gremial, su historia es en buena parte la historia del país. Y como siempre la historia depende del prisma con que se observa la realidad, en este caso quisimos documentarla desde el punto de vista del sector privado, situación que en muy pocas ocasiones ocurre.

 

El primer punto en el que estuvimos de acuerdo de manera unánime es que la persona indicada para narrar nuestra historia era el doctor Roberto Junguito Bonnet.

 

El doctor Junguito no solamente es uno de los economistas más respetados del país, sino que es un estudioso de la gremialidad, Exministro de Estado y dirigente gremial él mismo. El criterio fundamental para pedirle que dirigiera esta aventura editorial es que él es un amigo entrañable que conoce como pocos el funcionamiento de esta Organización.

 

Valga la pena aclarar que el objetivo del libro que hoy presentamos no es el de resaltar a los integrantes del Consejo Gremial o a sus presidentes; sin embargo sí se hace un ejercicio de marco histórico que resulta particularmente ilustrativo al momento de construir una línea de tiempo.

 

Quisimos mostrar, eso sí, las situaciones más importantes de la historia contemporánea colombiana, resaltar el papel que el Consejo jugó en dichas situaciones y darnos cuenta cómo el país ha logrado contar con una entidad que responde ante los grandes retos de ésta sociedad anteponiendo siempre el interés general al interés particular.

 

Solamente por mencionar algunos de los momentos históricos más importantes de estos años tenemos: la apertura económica del Presidente Gaviria, la crisis institucional del proceso 8.000, las aproximaciones con el ELN en la Cumbre de Maguncia, el proceso de negociación con las FARC en el Caguán, la negociación del tratado de libre comercio con los Estados Unidos, y el actual proceso de negociación de paz con las FARC que inició el Presidente Juan Manuel Santos en su primer periodo presidencial.

 

El Consejo nació como un grupo de líderes interesados en la realidad del país, con representación sectorial importante, y con el deseo de fortalecer la participación de la sociedad civil en el transcurrir nacional. Tuvo como antecedente directo el Frente Gremial en la década de los 80.

 

Dado que estamos celebrando 20 años del Consejo Gremial Nacional, estarán preguntándose por qué hice mención antes a más de 20 años de historia del país y el rol del Consejo. La respuesta es que el nacimiento del Consejo tiene dos momentos: el primero es el año 1991, cuando la naciente Constitución Política amplió el marco de participación del sector privado y sus directivos se pusieron en la tarea de unificar su vocería frente a las negociaciones comerciales internacionales; el segundo momento es el año 1994 cuando esos mismos líderes, conscientes de la importancia de darle al grupo un soporte legal y administrativo, crearon la Fundación de Estudios Empresariales, fundación empresaria como vehículo soporte del Consejo Gremial Nacional.

 

Colombia es un país muy diferente al de 1994. En ese momento la pobreza llegaba a índices superiores al 60% y hoy está ligeramente por debajo del 30%. El PIB per cápita era de 2.500 dólares y hoy se acerca a 8.000 dólares. Así mismo, el PIB total aumentó cuatro veces entre 1994 y el año 2015 llegando a cifras de 380 billones de dólares.

 

El acta de creación del Consejo en el año 91 estuvo firmada por 14 gremios: ACOLFA, ACOPLÁSTICOS, ANALDEX, ANDI, ASOBANCARIA, ASOCAÑA, CAMACOL, FASECOLDA, FEDEGAN, FEDEMETAL, FENALCO, SAC Y ASOCOLFLORES.

Hoy, el Consejo Gremial cuenta con 21 gremios miembros. Además de sus fundadores los siguientes gremios se unieron a esta casa: ACOPI, ANDESCO, ASOFIDUCIARIAS, ASOFONDOS, CÁMARA COLOMBIANA DE LA INFRAESTRUCTURA, COLFECAR, CONFECÁMARAS, COTELCO Y FEDEPALMA.

 

Si bien uno de los mayores incentivos para la conformación del Consejo en su momento fue el de unificar la posición del sector empresarial en materia de acuerdos comerciales, el libro muestra cómo, con responsabilidad, el Consejo se ha embarcado en los grandes temas nacionales, anteponiendo el bienestar general y el desarrollo del país a los intereses particulares o sectoriales.

 

Como dijo el Señor Presidente: a lo largo de más de 20 años, el consejo se ha ocupado de asuntos tan diversos como la paz, la política económica y fiscal, la institucionalidad, la gobernabilidad, la justicia, la educación, la competitividad, la lucha contra la corrupción y la infraestructura.

 

Los esfuerzos en la búsqueda de la paz nos llevaron en su momento a hacer presencia en el Caguán y hoy nos llevan a aportar, como lo hicimos en comunicación entregada al Gobierno Nacional y al país, elementos de análisis que creemos aportan, desde la perspectiva del empresariado, al objetivo nacional de terminar con el conflicto armado.

 

La política económica y fiscal ha sido fundamental para el Consejo y por eso hemos documentado el diálogo abierto y constructivo que a lo largo de estos años hemos construido no solamente con los responsables de la Hacienda Pública, sino también con entes independientes como el Banco de la República.

 

La inserción de Colombia en los mercados internacionales nos llevó a participar activamente en la negociación de múltiples acuerdos comerciales y particularmente en la negociación del TLC con los Estados Unidos. El libro muestra cómo el Consejo aportó no solamente para la negociación propiamente dicha y las condiciones de acceso a mercados, sino que se puso en la tarea de plantear la llamada Agenda Interna.

 

En medio de estas reflexiones, no quisiera dejar de lado el llamado legítimo del sector empresarial para que el ánimo de lucro se reconozca como legítimo y deseable. Que se reconozca a la actividad económica generada por parte del sector empresarial como el mejor e irremplazable aliado para alcanzar las metas de formalización, reducción de la pobreza y de equidad.

Al tiempo que reconocemos nuestra responsabilidad como sector empresarial en el logro de las metas mencionadas anteriormente, también creemos que es necesario que el Estado colombiano adopte la sostenibilidad empresarial como una meta. Solamente con empresas viables y sostenibles podremos alcanzar metas sociales ambiciosas que imponen nuestra realidad.

 

Estimados amigos representantes del Gobierno Nacional, los gremios son parte de la institucionalidad del país, de esa institucionalidad que ha mantenido vivo un Estado y un país que en algunos momentos fue calificado como fallido.

 

Esa institucionalidad hay que cuidarla y fortalecerla aun, o especialmente, en los momentos en los cuales no hay acuerdo total, en momentos en los cuales tenemos que recordar que somos una democracia, que somos plurales, que representamos múltiples intereses que deben contar con el beneficio general como su gran objetivo. Fortalezcamos los canales de comunicación y el trabajo público-privados aun en los casos en los cuales estemos en desacuerdo.

 

Cuenten ustedes con el sector empresarial representado, en sus gremios, al momento librar las grandes batallas contra la inequidad, la injusticia social o la violencia. Cuenten también con nosotros en la construcción de una nueva Colombia.

 

Nada mejor para el sector privado que gobiernos exitosos, nada mejor para gobiernos que un sector privado exitoso.

 

Que la concertación sea la regla en la toma de decisiones, defendamos conjuntamente las banderas de la libre iniciativa privada y la sostenibilidad empresarial, y así todos construiremos una sociedad más legítima.

 

La agenda por venir está llena de temas trascendentales: la paz, su acuerdo, su reglamentación, su refrendación, su implementación, su legitimidad, su sostenibilidad.

 

Es también imperativo llevar a cabo una verdadera reforma tributaria estructural que corrija la inequidad y la sobrecarga sobre el sector empresarial formal, así como impulsar medidas que permitan reales condiciones de competitividad, es indispensable.

 

Muchos de los planteamientos que hizo el Consejo Gremial en la Agenda Interna aún están vigentes. Perdimos la oportunidad de ejecutarlos antes de la entrada en vigencia del acuerdo con los Estados Unidos, pero con la actual institucionalidad en competitividad es mucho lo que podemos hacer.

 

Antes de terminar, quisiera manifestar mis más sinceros agradecimientos a los empresarios de Colombia por su confianza en las organizaciones gremiales y por los valiosos aportes que han hecho en la construcción de país.

 

Muchas gracias y espero que disfruten la lectura del libro de ‘Historia del Consejo Gremial’. Felicitaciones y agradecimiento para Roberto Junguito, para quien pido un fuerte aplauso.

La Agenda pasó por temas fundamentales para la competitividad como la infraestructura vial, la logística y el impulso a la pequeña y mediana empresa.

La solidez y preservación de la institucionalidad siempre ha sido una de las mayores preocupaciones de este grupo y por eso pasamos una de las mayores pruebas de la historia reciente que fue el proceso 8.000 y su incidencia sobre las estructuras institucionales del país.

 

No quisiera adelantarme a la lectura del libro, pero considero que este capítulo es uno de los más interesantes y que muestra la importancia de esta organización, así como muchas lecciones para el futuro como nos lo comentó Carlos Alberto Garay en el panel virtual.

 

EN ESE Y EN OTROS MOMENTOS LAS AUTORIDADES HAN COMETIDO EL GRAVÍSIMO ERROR DE TRATAR DE DESVIRTUAR LA LABOR GREMIAL CUANDO SIENTEN QUE LOS GREMIOS NO SON VEHÍCULO DE SUS INTERESES, SINO DE LA POBLACIÓN EN GENERAL.

 

LA ESTRATEGIA SIEMPRE HA SIDO TRATAR DE IGNORAR LA INTERLOCUCIÓN COLECTIVA, QUE ES LA QUE LOGRA SOBREPONER LOS INTERESES INDIVIDUALES, Y BUSCAR COOPTAR DIRECTAMENTE A LOS EMPRESARIOS TOCANDO SUS INTERESES DIRECTOS. ASÍ HA SIDO EN COLOMBIA Y ASÍ HA SIDO EN OTROS PAÍSES DEL MUNDO.

 

Así como evolucionó la economía, y la sociedad colombiana, la acción gremial también tuvo un desarrollo importante en los últimos 20 años. Conscientes de esa evolución, decimos sin sonrojarnos que el Consejo inscribe sus acciones en el marco del Estado Social de Derecho, la Democracia, la libertad empresarial, la libre iniciativa privada y el bien común. Siempre en la búsqueda del desarrollo general del país.

 

Los gremios, queridos amigos, son una parte muy importante del engranaje institucional y por eso nuestras organizaciones y asociaciones tienen la obligación de ejercer dicha institucionalidad con la mayor rigurosidad y responsabilidad, como interlocutores válidos y representantes de los empresarios de Colombia.

 

En estos 20 años se reformó la Constitución, han pasado gobiernos, tendencias, ideologías, líderes, héroes y anti-héroes, pero el Consejo Gremial Nacional y sus miembros siguen aquí. Seguimos representando a los empresarios por medio de gremios íntegros, técnicos, con capacidades críticas y siempre atentos al interés nacional.

 

Esperamos que este libro sirva no solo como referencia de un camino recorrido hasta ahora, sino que también abra el debate sobre el futuro de la acción gremial en Colombia. Los retos para el futuro no son pocos ni de bajo calibre.

 

Espero el debate en Twitter. @brucemacmaster

BRUCE MAC MASTER

Acerca del blog

 

Este espacio esta creado para compartir textos, documentos, videos, imágenes y audios con el fin de otorgarle a los lectores una mirada diferente sobre los temas de coyuntura del país.

 

Las opiniones consignadas aquí son personales.

 

Copyright @ All rights reserved